Guajira Azul

Guajira Azul

¿el fin de la sed wayuu?

En febrero de este año, el Ejecutivo lanzó una ambiciosa iniciativa que quiere ser solución para el problema de acceso al agua potable en La Guajira. Aunque goza de amplio apoyo, su sostenibilidad en el tiempo preocupa a algunos.

pozos de agua/ pozos profundos, agua potable
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha dictado medidas cautelares para la comunidad Wayuu en años pasados. Según la organización, esta población se encuentra en “grave” peligro de sufrir enfermedades asociadas a la desnutrición. / Óscar Pérez – El Espectador

Segun el articulo publicado en El Espectador, en 2016, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGR) instaló en el sector de Casa Azul, en Manaure (La Guajira)una planta desalinizadora móvil para llevar agua a los cerca de 13.000 indígenas wayuus que se asientan en esa zona del departamento. La medida se celebró con bombos y platillos. Se dijo que de esta forma el Estado colombiano empezaba, tarde pero seguro, a responderles a las comunidades ya protegidas por medidas cautelares de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Tres años después, pocos se percataron de que la planta móvil de la UNGR estaba arrumada a espaldas de la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, y el viceministro de Agua y Saneamiento Básico, José Luis Acero, mientras anunciaban que esta vez sí su Gobierno traía la solución definitiva para la sed de las comunidades wayuus.

Guajira Azul no es cualquier tontería: con una inversión de $550.000 millones, el Gobierno busca “ampliar la cobertura de agua potable y saneamiento básico del 4 al 70 % en zonas rurales de La Guajira, aumentar la continuidad del servicio de 9 a 16 horas al día, pasar del 26 al 86 % de municipios con agua apta para el consumo humano y elevar el tratamiento de aguas residuales urbanas del 24 al 68 %”.

La idea es que en todo el departamento se instalen 19 plantas desalinizadoras como Casa Azul, con una capacidad de mínimo 6 litros/segundo. Alrededor de cada planta se construirán varias pilas públicas, hasta donde carrotanques llevarán el agua potable. Hasta esas casitas caminarán los indígenas desde sus rancherías para recoger el agua. Según los cálculos del Ministerio, las 128 pilas públicas permitirán que los trayectos por agua que hacen los wayuus se reduzcan de ocho kilómetros a máximo dos.

El viceministro Acero asegura que Guajira Azul aprendió de los errores pasados. Según él, a diferencia de los modelos que pretendían llevar el agua en carrotanques hasta las 2.200 rancherías dispersasen el desierto guajiro —una tarea costosa y poco efectiva—, el sistema de pilas públicas permite que, aunque la potabilización esté centralizada, las comunidades no tengan que desplazarse largas distancias y que los recorridos de los carrotanques sean mucho menores.

¿Y quién paga esto?

José Fernando Botero, docente de Gestión de Proyectos Públicos en la Universidad Nacional, quien conoce de cerca el proyecto de Cañón, asegura que otra gran debilidad que ve en el nuevo proyecto gubernamental es el alto costo que podrían llegar a tener estas plantas. “Si son los municipios y gobernaciones los que pagan la operación y mantenimiento, se necesitan tecnologías que funcionen con fuentes de energía baratas y, de este modo, se disminuyan los costos”, afirma.

De acuerdo con el Ministerio, esto se tuvo en cuenta a la hora de plantear el proyecto: se quieren priorizar energías como la eólica, la solar y el gas, y como última opción el diésel. Sin embargo, explica, la solar tiene una debilidad para el modelo: requiere demasiado terreno. “Por ejemplo, para una planta de tratamiento del tamaño de Casa Azul se requeriría alrededor de 5.000 metros cuadrados de paneles. El área requerida podría ser cercana a los 10.000 metros cuadrados”, le dijeron a este medio.

Para Casa Azul, se calcula que un año de operaciones costará $479 millones (U$ 145,000) . Para pagarlos, las comunidades acordaron que el municipio asuma el 70 % de estos costos y los resguardos (no las familias indígenas) paguen el 30 % restante. También en este sentido, gran parte del éxito dependerá de los gobiernos locales de La Guajira.

Cual es el problema?

El problema con esta situacion es que el consumo energetico de plantas desalinizadoras es inmenso. Ello explica en parte por qué algunas de las mayores plantas se encuentran en países ricos en recursos energéticos como Arabia Saudita. Esto has sido la mayor razon por la cual este tipo de tecnologias no ha sido propagada por todo el mundo, como lo explica este articulo de la BBC.

Planta de Ras Al-Khair, en Arabia Saudita
La planta de Ras Al-Khair, en Arabia Saudita, es la mayor del mundo. La desalinización necesita mucha energía y las mayores plantas están en países con abundantes recursos energéticos.

Ejemplos como nuestra vecina Venezuela muestran que estos esfuerzos pueden ser ineficientes, y extremadamente costosos, no solo en dinero sino tambien en los recursos vitales que no logran proveer.

Igualmente surge el aspecto de donde colocar las plantas desalinizadoras. Ya que la población en la guajira es constituida por muchas comunidades pequeñas distribuidas sobre territorios extensos lo cual dificulta la capacidad de transporte de agua para las familias necesitadas. Mejor seria implementar soluciones como barriles transportadores que ayudarían a generar las eficiencias de movimiento de este recurso para evitar causar problemas de salud por continuamente hacer el esfuerzo de llevar estos contenedores pesados en la espalda o en la cabeza.

De igual manera, no es que la solución de pozos en varias ubicaciones no es la solución ideal para la región. Esto se evidencia por ejemplos como el de este articulo que muestran que, incluso en el agua subterránea existe mucha contaminación en el agua. Esto también se deriva por actividad minera en regiones adyacentes. Como se explica, la opción ideal seria tratar estas aguas con luz ultravioleta para poder conseguir esa pureza deseada.

Entonces,
si nada de esto funciona, que podría ser la solución?

Agua
atmosférica.

water generator, atmospheric water generator, clear water generator

Hemos hecho análisis comparativos que muestran que tecnologías como esta y esta pueden ser las ideales para resolver este tema tan complicado para el país, ya que por años se ha intentado de varias maneras y lo que siempre imposibilita el avance de estas soluciones es el alto costo de la infraestructura requerida para hacer un trabajo exitoso. Ya que muchos de estos proyectos toman varios años en implementarse, el cambio de gobierno contribuye a manejos inconsistentes lo cual afecta al suministro de este vital recurso.

Maquinaria que simplemente podría ser instalada y ponerla a funcionar inmediatamente es la opción que mas viabilidad tiene para resolver el tema de la sequia en el país.

No Comments

Add your comment